lunes, 21 de junio de 2010

Restaurante Maito en San Francisco

Al fin pude ir a visitar al muy hablado restaurante Maito

Muchas amistades y compañeros de trabajo me lo habían recomendado con mucha emoción. 

Lamentablemente, no me sentía muy bien ese día. Pero fui de igual forma porque amo probar lugares nuevos y ya había hecho las reservaciones. 

Esta no terminó siendo una muy buena decisión, los malestares no me dejaron disfrutar de la comida. Por esta razón no le daré una calificación, sólo comentarios. 


Dirección a lo Panameño
En la calle 50, ve hasta el finaaal final final, hasta cruzar la Vía Cincuentenario. Después de como 3 o 4 casas verás a Maito a tu izquierda. Este barrio se llama Coco del Mar. Me alegra que tengan una buena cantidad de estacionamientos con guachimán, y sin necesidad de darle tu carro a valet parking




Ambiente
Agradable y sencillo. Tal vez un poquito muy sencillo para mi. Creo que hubieran podido esforzarse un poquito más al escoger los cuadros en display 
 

Servicio
All in all estuvo bueno, pero tuvimos ciertas quejas. No me hagan mucho caso que por mi malestar creo que estaba un poquito cranky. Un grupo de meseros, aunque lo crean o no, se pararon detrás mio a hablar de geometría. Al principio me pareció gracioso pero para la bajada, le arruina el ambience a uno.


Comida
Les recuerdo que como estaba sin apetito, no les daré un review. Solo comentarios y fotos. Definitivamente tengo que volver y probarlo con la mente más clara.

Las entradas...

   Dos Meros - $9
La entrada de Dos Meros consiste en mero presentado de dos maneras: carpaccio y ceviche frito. El ceviche frito fue uno de nuestro favoritos, es una idea bastante original, sabe como te lo imaginas.


"Hash" de Patacones con Langostinos - $8
Si eres fan de patacones bien tostados, te recomiendo esta entrada cuyo nombre completo es "Hash" de Patacones con Langostinos al Grill y Pico de Gallo.

  Taquitos Orientales - $11
 Los Taquitos Orientales consistía en un filete en trocitos marinado en chimichurri de gengibre. No se qué clase de hoja es la que nos dieron para que fuera la envoltura del taquito (¿puerro?) pero estaba amarga. Este plato fue el que menos nos gustó.

Y para plato fuerte....

 "Beer Slow Roasted" Boneless Short Ribs - $25
 El único plato fuerte lo pidió Paco y fue el "Beer Slow Roasted" Boneless Short Ribs, y lo invito a que haga un comentario puesto que yo no lo llegué a probar bien. 

Aunque no me estaba sintiendo bien ese día, por lo menos me divertí tomándole fotos a la comida y evitando las miradas confundidas de los meseros. Les prometo que ya me siento mejor y mi apetito esta de vuelta 100%. Así que más aventuras gastronómicas han de ver.

Próxima vez que vaya a Maito quiero probar el carpaccio de entraña, el capuccino de tomate con espuma de queso cabra (WHAT? ¿QUÉ? Exacto.), el calamar relleno, y el rack de cordero. ¡Ya tengo mi lista! ¡PACO! 

¿Qué piensan de Maito? ¿Les parece delicioso como dicen todos? ¡Recomienden platos por favor! 

5 comentarios:

Itzel Ng dijo...

SANdi!! los hash de patacones estaba a otro nivel!!! quiero mas!!! pero sin langostinos... ese taquito oriental se ve yummy a excepción del vegetal...

Hen dijo...

La hoja del taquito oriental se llama ENDIVE.
Yes it is bitter in its raw state, but grill them with butter and they are divine!

Sandy dijo...

Thank you Early!
I now know what new name to write down in my "Do not want" list XP

Anónimo dijo...

I went there after hearing how "good" it was. Indeed, the menu was interesting but when it boiled down to the actual food it was simply "meh" for me.

The margherita pizza was above average for what Ive found in Panama, we asked if they had porcini mushrooms to add.... we had to content ourselves with portobellos.

For he main course I picked the cornish hen, although beautifully executed I felt it lacked soul. Yes it had all the components but still, it did not live up to the hype.

Corkage fee was bearable, took two wines:

2004 Castelgiocondo Brunello di Montalcino which worked perfectly with the pizza. The high acidity in the wine was tamed by the tomatoe, and the typical earthiness in the Brunello was complemented by the mushrooms (would have been way better with porcini)

Don Melchor Cabernet 2003, which is still evolving in bottle. I remember the last time I had it a strong iron blood like flavor predominated, but it has died down. Beautiful sweet black fruits, cassis, and slight eyucalptus which actually intensified the flavors and richness in the cornish hen.

My final thoughts are that for a Saturday night the place was dead at aproximately 1030, and yet they asked if we had reserved. Service was ok but still needs work. Ambiance is good. Also we tried talking to the chef, also offered him some of our wine yet he seemed highly uninterested and in a hurry to walk away (did not like this at all).

Although the restaurant is rather refreshing to the local market, and it has potential I firmly believe the chef needs more maturity and experience. Perhaps this will bring about the simplification of ingredients and an increase in flavors. We will have to see.

Anónimo dijo...

los calamares rellenos con el risotto es de muerte lenta. Todo bien solo un comentario, estando en cheese cheese me comentaron que Maito les compraba un queso y estando comiendo en el restaurante lo comente con mis amigas y el waiter se puso a discutir conmigo que no era como yo decia!....aunque estuviera equivocada (y no veo porque me mentirian los sres. de cheese cheese) como se le ocurre al waiter ponerse de tu a tu con un cliente!!!!....desde ese dia no he ido porque ya lo que faltaba es que lo reganen a uno