lunes, 21 de febrero de 2011

Desayuno en Las Clementinas del Casco Antiguo


Ambiente:   9.5/10          Servicio:   10/10          Comida:   7/10

En un rincón medio escondido del Casco Antiguo, se encuentra este hermoso hotel renovado con un café en la planta baja llamado Las Clementinas

Fue construido en los años 30 por la familia de Doña Clementina Herrera. Este hotel es el ne plus ultra del estilo arquitectónico del Casco Antiguo. Y los encargados del hotel no fallaron en crear un café que le acompañe en ambiente y calidad. 

El chef Javier Lamarca no deja de sorprenderme. Parte de su éxito se lo acredito al hecho de que cuentan con un jardín de especias frescas lo cual es clave en un buen plato. Mis fellow foodies Jav y Eliana me recomendaron el lugar para desayuno en específico, pero me ha ido tan bien que tendré que regresar para el plato fuerte de la noche. 

No soy una persona mañanera para nada, pero ya me he despertado temprano 2 domingos para ir desayunar y (bueno, despertándome un poquito más tarde) para brunch. Primero voy a misa y luego a Las Clementinas, así que se podría decir que ha sido parte de mi experiencia religiosa jajaja.

Si son admiradores de la vida cultural/gastronómica del Casco Viejo, no pueden dejar de visitar Las Clementinas. 




Dirección a lo Panameño 
Al entrar al Casco Antiguo y llegar a la primera "Y" tomar la izquierda, luego en la segunda "Y" tomar la derecha. Pasarás el bar Relic y tomas la primera calle a la derecha, esta te conducirá a una esquina con vista a una plaza triangular, en esta esquina Las Clementinas estará a tu derecha. Solo hay valet parking lo cual me entristece, qué se va a hacer... 

Si alguien no te recomienda el lugar, dudo que te topes con él porque queda un poco aparte de los usuales restaurantes del área. Si eres observador va a estar a una derecha al tomar el camino normal (el único que conozco) para salir del Casco Antiguo que da para la Cinta Costera.  

También puedes echarle un vistazo a éste mapa, el cual dice que hay parking sans valet. Yay!


Ambiente   9.5/10 
Una muy buena ejecutada renovación, no solo mantuvieron el encanto sino dieron el extra mile y pulieron hasta resaltar su majestuosidad. Desde azulejos originales y algunos mandados a reproducir, hasta una pared con fotos, afiches y anuncios del siglo pasado, el detalle no falta. 

¿Por qué el 0.5 menos? Afuera, y sí, afuera cuenta. Al llegar o esperar afuera por el valet service con el carro, no puedo ignorar el olor a - me disculpa - orine en de la calle. En nuestra mesa usual, tenemos una incómoda vista a un caserón mal mantenido, con nuestro amigo tuerto de la tercera edad - que apodamos "el pirata" - asomándose desde el balcon para escupir en la calle. 

Aunque no sea culpa del hotel, a cualquiera se le daña el apetito con estos detalles. Sería tragedia si pusieran cortinas puesto que las ventanas altas traen mucha luminosidad al interior. No se puede hacer nada, pero no les puedo dar el 10 si tengo que ver/oler estas cosas cada vez que voy. 

Desde el tope mirando hacia abajo
Dejando lo feo tengo que destacar unas cualidades únicas del hotel/café. Tienen unos jardines escondidos preciosos, y una azotea con vista hermosa, ambos le dan un toque muy romántico al lugar. Puedes pedir tus platos para comer en el jardín con mesas bastante privadas, pero dudo que un mesero se atreva a subir los 6 pisos (no hay elevador) hasta la azotea para traerte el menú, y si lo hace le deben dar un tip del 200% de la comida. }

Si tú y tu corazoncito tienen el ánimo de unos minutos de cardio (no sean mal pensados), la recompensa será esta vista: 


Para algunos bella, para otros fea, pero sin lugar a duda una vista singular
Servicio   10/10 
Muy muy amables, atentos y puntuales. Para el brunch atendieron las exigencias de mi sobrinita muy bien. Bravo!

Comida   7/10 
Ya está arriba del promedio, pero el puntaje será mayor cuando escriba mi entrada del brunch. Esta entrada es sobre el desayuno, que aunque sencillo, muy rico y ejecutado con mucha calidad. 

Para desayunar tienes 6 opciones: "Dulce Desayuno" (waffles), ensalda de frutas, granola con yogurt griego, empanadas (lo cual pedimos), omelette (lo pidió 1) y el "El Panameño" (que pedimos 4 de nosotros). 

Empanadas $2.00 c/u
No las probé este día, pero habían rellenas de ropa vieja, de pollo guisado, y de queso blanco. Venían acompañadas por 3 aderezos: mayonesa de curry, mayonesa verde con ajo y uno picantito. Están carillas pero tengo entendido muy ricas y gourmet

"Nuestro Omelette" con hojaldras $5.00
En el menú sale: "Rellenos: jamón y queso, champiñones, tocino, salteado de vegetales, queso blanco, tasajo ropa vieja o pavo" lo cual me indica que tienes que escoger uno, y es $1.00 por ingrediente adicional. Además tienes la opción de acompañarlo con pan tostado u hojaldras.

"El Panameño" $6.00
El desayuno llamado "El Panameño" es una bendición de opciones. Son huevos al gusto acompañado por 2 de las siguientes opciones: queso blanco, frijoles rojos, ropa vieja, bistec encebollado, tasajo hojaldras, almojábanos, bollos de maíz nuevo, tortillas de maíz, o tajadas. 

La foto de arriba es el de mi plato; opté por los huevos fritos duros (eggs over hard), tasajo y queso prensado. El huevo frito duro estuvo muy bien hecho, uno de los mejores que he probado (usualmente lo sobre-cocinan), con un borde deliciosamente tostado que solo una buena dosis de mantequilla bien caliente puede crear. El tasajo estuvo un poquito menos salado de lo que estoy acostumbrada, pero probablemente es mejor así para mi salud, y el queso prensado no era de mi marca predilecta, pero igual lo disfruté todo.  


A continuación las otras combinaciones que pidieron mis acompañantes.


Huevo frito suave (eggs over easy) con tortillas de maíz y ropa vieja. (No culpen al chef por la yema rota, fue la comelona que no se aguantó para la foto)
Huevo frito suave con hojaldras y bistec encebollado
Y en el otro plato se repiten acompañamientos. Si eres glotón y/o indeciso, puedes agregar un tercer acompañamiento por $1.00.

Aquí lo tienen, el desayuno en Las Clementinas Chambers, Café & Bar. Los exhorto a que lo busquen. 

Continuaré con el brunch en una próxima entrada, y si Dios quiere con el almuerzo también y luego cena.  

3 comentarios:

Kito dijo...

Muy bonito esta remodelación de este edificio, siempre cuando paso por ahí, me detengo unos segundos a admirar la belleza de este edificio, tengo la curiosidad de cómo es la cafeteria, pero se ve bien la comida, asi que un domingo madrugaré e iré a dar mi visto bueno !!

Casco Ruby dijo...

muy bueno!

Lorena Carvajal dijo...

Los desayunos se ven caros, pero hay que tener en cuenta el ambiente, el servicio y que no te lo estás comiendo en cualquier lugar.

Supongo que los desayunos y el resto del menú es todos los días. Sabrás desde que hora sirven la comida para dejar el ayuno ?? Saludos. Me encanta este blog, a mi también me gusta la comida, no para alimentarme... sino para disfrutarla al máximo.