martes, 17 de mayo de 2011

Restaurante Rausch en el Hotel Esplendor del Area Bancaria


Ambiente:   8/10          Servicio:   10/10          Comida:   9.5/10


No ajusten sus monitores, lo que están leyendo no es un error. He encontrado mi nuevo restaurante favorito en la ciudad de Panamá. Es francés (ooh la lah!) y por supuesto que es una trifecta: buen ambiente, excelente servicio y deliciosa comida. 

Como bendición de Dios, fui para la noche de mi cumpleaños con poca pero muy agradable compañía. Fue el Sábado de Gloria en la Semana Santa y media ciudad estaba en la playa o el interior. Esta era una de las razones que dudaba visitar Rausch.

Me arrepiento de haber dudado, pero tenía mis razones. Siendo Semana Santa el staff de seguro estaría reducido. Además, no hace mucho fui a otro restaurante francés que fue la peor experiencia de mi vida como Sandy Dientes; tan mal que se me desborda la frustración cada vez que trato de escribirle reseña. Este restaurante se llama Le R*COUGH*COUGH* ¡qué tos! ¡me ahogo!

Y por último, pero no menos importante, es un restaurante nuevo. Apenas llevaba un mes, y como en Panamá somos como somos, eso casi siempre indica un desorden en el servicio y la cocina. Por estas razones Rausch era mi tercera opción para mi día especial, pero por suerte los otros 2 lugares no abrieron este día. 

Los hermanos Jorge y Mark Rausch no defraudaron; se especializan en comida europea y repostería respectivamente. Ambos son chefs y dueños de Criterion y Rausch Patissier en Bogotá, ahora traen su arte a Panamá dentro del Hotel Espelendor en el Área Bancaria. 

De una les digo cómo llegar, pero no me roben la mesa. 


Dirección a lo Panameño 
Queda en el principio de la Avenida Samuel Lewis aka la calle del Santuario. La única manera de llegar (legalmente) es desde la Vía España, entrando en la primera bocacalle a la izquierda luego de pasar el Supermercado El Rey. 

El Restaurante Rausch se encuentra dentro del Hotel Esplendor que verás a tu izquierda justo donde dos calles se unen para empezar la Ave. Samuel Lewis. 

Ambiente   8/10 
Al entrar al hotel eres recibido por un puente de vidrio con vista a una imponente columna con mosaicos dorados. Bajas por un elevador exclusivo para el restaurante y te encuentras en un lounge con bar antes de entrar al restaurante en sí. De inmediato notas el logo de la popular champaña Moët & Chandon, probablemente tengan alguna afiliación, very yeyé.

Blanco hueso es el color dominante en el área del restaurante. Decoración sencilla pero no exactamente minimalista. El ser sencillo no significa en falta de lujo en este caso. Las cómodas sillas, mejor dicho sillones son de cuero y en las mesas de 6 tienen un love seat en uno de los lados, aunque no sea práctico le da un toque bien chic

Les recomiendo el lugar para ocasiones románticas, puesto que la tenue luz y la falta de eco hace el ambiente tranquilo y acogedor. Noto que tienen un cuarto separado por la selección de vinos, caben unas 8 personas. 

Aunque he quedado fascinada con varios aspectos del restaurante, no regresaría a menudo puesto que requeriría un bolsillo muy profundo. Me atrevería decir que es el restaurante más caro en Panamá, la cuenta fácilmente sobrepasando los $40, incluso $50 por persona. Ouch! Lloro con una sonrisa mientras como. (Recalco: carísimo para estándares de Panamá). 

Servicio   10/10 
Absolutamente cero quejas, un milagro de Pascua para este blog. Muy amables y bien preparados todos: el sommelier, el joven de los panes y el mesero.

Comida   9.5/10 
Todo fue impresionante, no hubo plato que no recibiera alago tanto en sabor y presentación. Mi única pequeña queja fue el pecado que veo cometer en muchos restaurantes: pan de la casa añejo. 

Pan de la casa: baguette, brioche, pan de yogurt y miel, etc.
Un mesero muy amable nos trajo un surtido de 4 panes para servirnos, pueden pedir cuantos deseen pero pedimos tan solo dos por persona por temor a quedar llenos antes del plato fuerte. 

Mi única queja fue el pequeño baguette, que cualquier conocedor de panes franceses debe saber que la costra del baguette es deliciosamente crujiente. Hasta mi sobrina lo sabe porque lo dicen en Ratatouille. Lo perdono con un abrir y cerrar de ojos por dos razones.

Primero, porque el otro pan que probé, el brioche, estuvo deliciosamente flaky y suave. Segundo, porque aunque el baguette estaba chewy, como un caucho, tenía buen sabor. Adivino que el chef del pan se fue en el fin de semana largo, así que me tocó el baguette del Jueves Santo. Cuando regrese predigo no encontrarme con el mismo pan. 

Otra cosita más antes de los aperitivos. 

Capuccino de hongos y aceite de trufas blancas
Una pequeña sorpresita por parte de la casa, una taza de capuccino de hongos y aceite de trufas blancas. Básicamente una crema de hongos espumosa, bonito y rico detalle.

Aperitivo: Torre de langosta y guacamole $14.75
La torre de langosta y guacamole vino en una presentación impecable. Los bordes estan hechos con una reducción de vinagre balsámico y salsa de mango. Aunque no se aprecie en la foto, encima de la torre venía una bolita de sorbeto de toronja, refrescante y deliciosamente amargo. Todos estos sabores listos para resaltar el sabor de la langosta.


Fricassée de Escargots $12.00
Siempre en busca de expandir mi horizonte culinario, decidí enfrentar uno de mis mayores retos personales, escargot. Tengo una vieja fobia a los caracoles, y pensar en masticar a uno me da escalofríos. Aún así mi espíritu de comelona quiere superar este miedo... con un fricassée.

Debajo de las doradas capas de masa phyllo, se entraban los caracoles esperándome. Tomé un bocado sin pensarlo mucho, y tuve una grata sorpresa. La salsa de hongos que le acompañaba lo hizo tan deleitoso que olvidé mis temores momentáneamente. Luego de un rato me repetía en la cabeza "es un molusco, como si fuera un marisco" una y otra vez en la cabeza... lo cual no fue tan difícil puesto que estuvo exquisito. Me lo terminé sin mirar atrás. 

Steak Tartare de Certified Angus Beef (R) Rib Eye $13.85
Presentado con medio huevito de codorniz hecho a la perfección con su yema suave y un collar de guisantes con una reducción de vinagre balsámico. Vene acompañado con chips de papita. 

Y ahora a los platos fuertes...

Langostinos a la plancha con salsa de foie gras $28.00
Tomen un segundo para apreciar esta obra de arte. Vean como el chef tomó su tiempo arreglando los espárragos junto con el puré de papa ahumado y los hongos morel, todo en conjunto para display los 5 enormes langostinos hechos a la perfección. Creo que este es el plato fuerte más hermoso que he visto en Panamá. Tengo que preguntarle a la dueña del plato qué le pareció en sabor; si cómo sabe se acerca a cómo se ve, estoy enamorada.

Boeuf Bourguignon $23.00
Este estofado clásico francés esta hecho de short rib USDA angus prime, en una salsa de vino tinto con puré de papas, tocineta y cebollitas caramelizadas. La carne estaba tan suave que se cortaba con el lado del tenedor, como debe ser. Nos hubiera gustado un poco más de salsa.

Magret de pato importado, con salsa de tamarindo y panela $28.50
Delicioso, hecho a la perfección, a termino medio como me lo recomendó el mesero lo cual me trajo una sonrisa a la cara. ¡Al fin con gente que sabe lo que hace! No como en este otro restaurante inmencionable. 

Las jugosas rodajas de pato suaves y perfectamente rosadas, cuyo sublime sabor hacía contraste con el ácido de la salsa de tamarindo. Le acompañaba papas rosti, albaricoques deshidratados, uvas verdes, uvas pasas y piñones.

Llegando al fin de esta velada perfecta, les presento los postres.

Creme caramel de miel $5.50
Miren este espectáculo de presentación, me siento como una niñita en el parque de diversiones. He quedado anonada con la atención al detalle que han presentado, algo increíblemente inusual en Panamá.

Fondant de chocolate amargo $6.50
Que beeeeeeeeellos los del staff que notaron a mis amigos decir "¡Feliz cumpleaños!" en alto y darme abrazos. Esto fue 100% iniciativa de ellos, lo cual me toca en el alma y es muy inesperado en especial de un restaurante de tanta fineza. Me alegra ver que son muy muy clase, tan clase que no les apena dar un detalle así a riesgo de "no aparentar caché." 

No hay combinación de 2 palabras que me atrae más que "chocolate" y "amargo." Tuve que pedirlo, también por insistencia de mis amigos puesto que tomaba 15 minutos en hacerse. El fondant estuvo deliciosamente derretido por dentro y la bolita de helado de vainilla le hacía perfecta compañía. 

Mejor noche de cumpleaños no hay. Rodeada de buenos amigos, deliciosa comida, simpática atención, y un sabroso vino ¿qué mas puedo pedir? Un standing ovation a Rausch, y espero visitarlos muy muy pronto.


6 comentarios:

Frank dijo...

Remember the first time we had escargot? XD
Everything tastes better with butter!

Steak tartare was delicious y el boeuf suaaaaaaveeee. I'm a happy camper.

Great post!

AC dijo...

awesome post gurl! i so wanna go now~!~

i am happy you have finally found your fave restaurant en panama heeheeheee can't wait till ur next update on this newfound jewel :D

CHOCOLATE AMARGO LOVER HERE TOO!


keep it up :)

Jenn Alessa dijo...

Mira que no te miento cuando te digo que se me aguaron los ojos como chiquilla al leer este post!!! YO QUIERO UN CUMPLEAÑOS ASÍ!! Las presentaciones de los platos han sido impecables!! Preciosas y si tú dices que estuvo delicioso...

VOY CON LOS OJOS CERRADOS!!! Perfecto y... Feliz Cumpleaños (aunque tarde ^_^)

Sandy Dientes dijo...

Everything tastes better with Paco! :3

AC, tienes que llegar! Te llevo de una :D

Jenn Alessa, awwww, que linda. A mi se me aguaron los ojos también jajaja. Te cuento que me sentía medio tristonga porque tooodo el mundo andaba por el interior y yo sentía que la capital estaba vacía. Pero fui con mis amigos más cercanos y mi novio, y fue perfecto!

Me comentas aquí mismo cómo te fue en Rausch cuando vayas!

Daniel dijo...

Fuimos hoy Leticia y yo a celebrar nuestro primer aniversario...
Todo lo que tengo que decir es que uno llega con unas expectativas altísimas y el restaurante las sobrepasa.
La comida, presentación y servicio excelente! Solo dos cosas negativas: 1. No me anotaron la reserva que había hecho con un par de días de anticipación, pero no paso a mayores porque solamente eramos dos personas y 2. Podrían mejorar su acústica, no estaba llenisimo el restaurante, pero si estaba algo ruidoso. En fin, vale cada centavo, una experiencia inolvidable.

Sandy Dientes dijo...

So late, pero... Felicidades Daniel & Lety!!!

Me alegra que te haya encantando, tienen que probar el brunch que está espectacular!

Ya son varias las personas que me han comentado enredos con las reservas, espero que ya hayan corregido esto, porque que pase algo así en un restaurante tan yeyo "nada que ver awe"